ARTICULACIÓN DE LA RODILLA

Es una articulación compuesta porque rodeadas por la misma cápsula articular coinciden más de dos superficies articulares. Es una de las articulaciones más complejas del organismo. Las articulaciones que componen  la rodilla son tres: articulación femorotibial (entre los cóndilos del fémur y la tibia), articulación femorotuliana (entre la tróclea del fémur y la cara articular de la rótula) y la articulación tibioperonea proximal.

En los carnívoros, además, existe una cuarta articulación por los huesos sesamoideos del músculo gastrocnemio ( que también se engloban por la misma cápsula articular).

Aunque sólo hay una cápsula articular, existen tres cavidades articulares (cavidad femororotuliana, cavidad femorotibial lateral y cavidad femorotibial medial). De las tres cavidades, la única que es independiente es la femorotibial lateral.

Es una articulación condilar y permite casi únicamente la flexión y la extensión. La articulación femorotuliana es una tróclea y permite que la rótula se deslice arriba o abajo a lo largo de la tróclea del fémur.

Algunos músculos que se originan en el fémur y se dirigen distalmente, tienen los tendones de origen rodeados por recesos sinoviales y facilitan su movimiento. Estos músculos son el músculo extensor digital largo (es el más craneal) y el músculo poplíteo (es el más caudal). Tienen recesos que son dependientes de la cavidad femorotibial lateral.

En ungulados hay tres cavidades. En el perro están ampliamente comunicadas y se considera una única cavidad articular.

La superficie convexa del cóndilo del fémur no coincide con la superficie aplanada del cóndilo de la tibia. Entre ambos se interpone el menisco. Hay dos meniscos (lateral y medial). Son estructuras fibrocartilaginosas que intraarticulares. Están directamente en contacto con el ligamento sinovial. Están bañados en sinovia.

Los meniscos tienen forma de cuarto de luna. El borde cóncavo mira hacia la parte central. Además, tiene forma de cuña y son más gruesos externamente que internamente. Están fuertemente fijados a la tibia. Existen ligamentos que unen ambos meniscos con las áreas intercondíleas de la tibia. El menisco lateral, caudalmente se encuentra unido al fémur mediante el ligamento meniscofemoral ( que une la parte caudal del menisco a  la fosa intercondílea del fémur). La presencia de meniscos facilita que las superficies articulares sean coincidentes.

También hay ligamentos extrínsecos (ligamentos colateral lateral y medial), que unen el epicóndilo correspondiente del fémur con la zona de la tibia bajo el cóndilo correspondiente. Además, también hay ligamentos intrínsecos, ligamentos cruzados que están cubiertos por la cápsula articular (anterior y posterior).

ARTICULACIÓN FEMOROTIBIAL

La articulación femorotibial conforma la articulación de la rodilla. Como la superficie del fémur y la tibia no se corresponden, se interpone entre ambas superficies una estructura fibrocartilaginosa (menisco) dentro de la cavidad articular.

También hay ligamentos que refuerzan externamente la articulación femorotibial (ligamento colateral lateral y medial). La articulación femorotibial también tiene ligamentos intrínsecos, que son los ligamentos cruzados. Se originan en la fosa intercondílea del fémur y toman direcciones divergentes y se cruzan. Son el ligamento cruzado anterior (craneal) y posterior (caudal). El nombre del ligamento viene dado por la zona de inserción. El anterior se inserta en el área intercondílea craneal de la tibia. El ligamento cruzado posterior se inserta en la incisura poplítea de la tibia. Que sean intrínsecos no significa que estén dentro de la cavidad articular, porque siempre están rodeados por la miembro sinovial que los separa. No están bañados en líquido sinovial, al contrario que los meniscos. Los ligamentos cruzados estabilizan la articulación de la rodilla. El ligamento cruzado anterior impide la hiperextensión de la rodilla.

ARTICULACIÓN FEMOROROTULIANA

Tiene lugar entre la cara articular de la rótula y la tróclea del fémur. También tiene unos ligamentos que la refuerzan y que unen la rótula con los huesos proximales. La rótula está unida al fémur mediante ligamentos femororotulianos colaterales lateral y medial. Unen la rótula con el epicóndilo correspondiente del fémur.

La rótula está unida a la tibia mediante los ligamentos rotulianos. Unen el vértice y la zona proximal de la rótula con la tuberosidad de la tibia. En las grandes especies (caballo y vaca), los ligamentos rotulianos son tres (ligamento rotuliano lateral , intermedio y medial).

En las pequeñas especies sólo hay un único ligamento rotuliano que equivale al ligamento intermedio de las grandes especies. Es muy importante para el reflejo rotuliano que permite una exploración neurológica del animal.

En carnívoros, la cavidad articular de la rodilla es común para todas las articulaciones. La cavidad femororotuliana es independiente  de la cavidad femorotibial en otras especies. Desde la cavidad articular se desprenden algunos recesos sinoviales que rodean al tendón de origen del músculo digital largo.

ARTICULACIÓN TIBIOPERONEA PROXIMAL

La articulación tibioperonea proximal está incluida en la misma cavidad articular de la rodilla en el perro. En otras especies, corresponde a la cavidad femorotibial lateral.

En carnívoros también hay articulación entre el fémur y los huesos sesamoideos.

MÚSCULOS QUE ACTÚAN SOBRE LA ARTICULACIÓN DE LA RODILLA

Los músculos que actúan sobre la articulación de la rodilla, son músculos que normalmente actúan sobre  la cadera y, secundariamente, sobre la rodilla. Los situados más craneal son los extensores de la rodilla (formados por el músculo cuadriceps femoral). Los situados caudalmente son los flexores de la rodilla (formado por el músculo poplíteo).

- El músculo cuadriceps femoral tiene cuatro porciones bien diferenciadas:

1. El músculo recto femoral: es la porción más craneal. Se origina en el coxal (en las áreas de origen del músculo recto femoral del cuerpo del ilion). Está rodeado tanto lateral, medial como caudalmente por las otras tres porciones restantes del cuadriceps. Actúa sobre la cadera como flexor.

2. El vasto lateral: se encuentra en la cara lateral.

3. El vasto medial: Se encuentra  en la cara medial

4. El vasto intermedio: Se encuentra cranealmente.

Los tres vastos se originan proximalmente en la diáfisis del fémur. El fémur se encuentra rodeado por los tres vastos excepto por la cara caudal. Las porciones se insertan en común en la rótula. Funcionalmente la inserción del bíceps se prolonga distalmente por medio de los ligamentos rotulianos. Realmente se inserta en la tuberosidad de la tibia.

Cuando el cuadriceps se contrae, mueve la tibia hacia delante (es un potente extensor de la rodilla). La rótula está intercalada en la inserción del cuadriceps (actúa como hueso sesamoideo). El músculo cuadriceps, está inervado por el nervio femoral.

- Caudalmente sólo hay un pequeño músculo: el músculo poplíteo. Está profundamente. Se origina en la fosa poplítea del fémur y se dirige caudomedialmente y se va expandiendo. La inserción del músculo poplíteo es muy amplia. Se inserta en la cara caudal de la tibia, por encima de la línea poplítea.

El músculo poplíteo es un flexor de la rodilla y también es un rotador interno de la tibia. Está inervado mediante el nervio tibial (que es una rama del nervio ciático).

Martes, 26 Marzo, 2002 23:52

E-VETERINARIOInicio.

VETERINARIOS@OLE.COM