TRAUMATISMOS

Un traumatismo es cualquier lesión producida por un agente externo que  actúa de forma rápida e intensa sobre el organismo superando la resistencia de los tejidos sobre los que recae la acción directa o indirecta.

Los traumatismos se pueden clasificar en:

-Mecánicos à tras atropello, pelea, caída...

-Físicos à por aplicación de calor, frío, lesiones por radiaciones...

-Químicos à por contacto con sustancias ácidas o álcalis.

La conmoción es cuando hay un agente agresor externo de tipo mecánico, se dice que está conmocionado cuando no hay lesión estructural, pero sí que existe una alteración de la función. Es típica en traumatismos del SNC.

TRAUMATISMOS MECÁNICOS

Según como afecten a la continuidad de la piel y de las mucosas:

·        Contusiones à agente mecánico externo no da lugar a una interrupción de la continuidad de la piel o mucosas. Se llaman traumatismos cerrados.

·        Heridas à interrupción de la continuidad de la piel y mucosas. Se llama traumatismo abierto. Existe una solución de continuidad de piel y mucosas (interrupción). Al haber una interrupción, el concepto de herida implica que puede haber una infección. Pueden estar más o menos contaminadas y se tratarán de una forma u otra.

CONTUSIONES

·        Primer grado à se recubre un golpe que rompe pequeños vasos a nivel intradérmico o subcutáneo. La lesión que se aprecia es la aparición de quemosis, petequias...

·        Segundo grado à rompe vasos mayores y produce hematomas. Si actúa tangencialmente, puede romper vasos linfáticos y se acumula linfa dando un derrame seroso.

·        Tercer grado à da necrosis de todo el espesor cutáneo por la presión ejercida. Se llama una escara necrótica. Hay que retirar el tejido necrótico y poner pomadas. Una contusión de tercer grado = quemadura de tercer grado.

HERIDAS

·        Superficiales à afecta únicamente al subcutáneo.

·        Profunda à afecta por debajo de subcutáneo, aponeurosis de músculo esquelético, vasos, nervios... También pueden clasificarse según el mecanismo por el que se producen en 4 grupos:

o       Abrasión à herida superficial en la que se destruye la epidermis totalmente y una parte de la dermis. Ej: rascada.

o       Heridas incisas à producida por un objeto cortante. Los bordes de la herida son lisos. Por el tipo de objeto que lo produce puede haber lesiones más o menos profundas.

o       Laceración à herida donde se combina una lesión por aplastamiento y desgarro al mismo tiempo. Los bordes son más irregulares.

o       Punzantes à mediante instrumento afilado. Se distinguen:

§         Perforantes à hay orificio de entrada y de salida.

§         Penetrantes à hay orificio de entrada pero no de salida.

Pueden clasificarse según la profundidad, según el mecanismo... Se tratan las heridas por mordedura que son penetrantes con dilaceración (aplastamiento y desgarro).

Las heridas también se pueden clasificar según el grado de contaminación. Hay que averiguar siempre la causa para saber si está más o menos contaminada. Se clasifican en 4 grupos:

PASOS BÁSICOS PARA EL MANEJO DE HERIDAS

1.          Evitar la contaminación posterior. Se hace aplicando soluciones antisépticas y vendando. Se usa povidona yodada o clorhexidina. La povidona yodada viene al 10% y hay que diluirla en suero, cogiendo 1 ml de Povidona yodada con cada 9 ml de suero fisiológico. La Clorhexidina viene al 2% y hay que coger 1 ml de clorhexidina con 39 ml de SSF.

2.          Desbridamiento à eliminación del tejido desvitalizado y del material extraño que puede haber en la herida. Sirve para favorecer la cicatrización y prevenir que empeore o se desarrolle la infección. Se hace de fuera adentro. Se empieza por la piel. La piel es viable o no según si la piel sangra o no. Se cortan unos mm, si sangra, es viable. Tiene unas limitaciones porque el sangrado indica que está correcta la circulación arterial, pero no la venosa. Puede ser válido, pero no al 100%. La circulación venosa se daña antes que la arterial por el traumatismo, edema, infección... Si el subcutáneo está lesionado, la fascia del músculo se tiene que eliminar porque es avascular y es muy propenso a infectarse. El músculo, si tiene lesión, hay que mirar si es o no viable. Hay que hacer igual que en la piel (ver si sangra). Aparte, también se pueden usar las pinzas para ver si se contrae, que indica que es viable. También hay que retirar el material extraño macroscópico. Hay que hacer el desbridamiento respetando los vasos, nervios, tendones... El desbridamiento quirúrgico es difícil si no se puede anestesiar al animal. Si la herida afecta a una extremidad, el desbridamiento quirúrgico puede ser difícil. Si es en una extremidad o no se puede anestesiar, se usa el desbridamiento enzimático mediante unas  sustancias proteolíticas en gel o pomada, que van digiriendo el tejido durante 2-3 veces al día. Es un proceso lento.

3.          Irrigar la herida para eliminar detritus que se deben intentar arrastrar y retirarlos de la herida. Se puede hacer a baja presión o a alta presión. A baja presión con fluido isotónico (igual tonicidad que el plasma) mediante SSF o ringer lactato. Se puede mezclar con povidona yodada. Se coge una jeringa de 10 ml (9 ml de Betadine + 1 ml de SSF o Ringer Lactato). A alta presión se coge una aguja de calibre 18 G con una jeringa de 30 ml y se irriga perpendicular a la herida. Se hace porque arrastra más restos necróticos y más sustancias extrañas que la de baja presión. No se puede favorecer la penetración de esas sustancias usando ese método. Histológicamente, la irrigación a alta presión puede producir una lesión tisular. Se debe reservar para heridas muy contaminadas. El objetivo es tener un tejido de granulación sano.

4.          Drenaje à en heridas contaminadas hace falta un drenaje a base de látex mediante tubos de Penrose ®. Va de la parte más superior a la declive y todos los fluidos que se forman en la herida bajan por gravedad y capilaridad fuera de la herida. Se dejan 3-5 días. Si antes de los 5 días, si casi no salen fluidos, se puede retirar. Si sale fluido y dura más de 5 días, el drenaje causa reacción de cuerpo extraño y se convierte en una vía de entrada. Los fluidos se van eliminando por la parte externa y no pasa nada si se colapsan. Además de poner el drenaje, hay que vendar para hacer una barrera en el exterior.

5.          Vendaje à para impedir la contaminación ascendente y que proteja la herida en sí. El vendaje más usado es a base de gasas húmedas por SSF. Se pretende que recubra el tejido para protegerlo de agresiones externas. Sirve para aportar hidratación del tejido, para eliminar y arrastrar coágulos. Todo este tejido debe humedecerse. Si el exudado que se forma es espeso, si la gasa también está húmeda, favorece la disminución del exudado e hidrata. Al principio hay que renovarlos 2-3 veces al día durante la primera semana. En la segunda semana, se cambian día sí y día no. En la tercera semana se cambian cada 3 días. Al retirar las gasas, también es conveniente humidificarlas en SSF para producir menos dolor y retirar más sustancias necróticas y más contaminación. Las gasas se envuelven con venda y después con vendaje autoadhesivo.

6.          Selección del método de cierre.

1 diente puede ejercer una presión de 100-200 Kg /cm2. Siempre que hay una mordedura, hay que mirar otras posibles extensiones de la lesión.

Actualizado el Lunes, 1 Julio, 2002 20:59

E-VETERINARIOInicio.

VETERINARIOS@OLE.COM